Se acerca el verano, el calor y las ganas de disfrutar de un placentero baño en tu piscina.

A todos nos encanta combatir las altas temperaturas sumergiéndonos en el agua, pero, para que esta esté limpia, es necesario llevar a cabo tareas de limpieza y mantenimiento. Si quieres bañarte en un agua limpia y saludable, el limpiafondos es un accesorio indispensable durante la temporada de baño.

Si es la primera vez que te enfrentas al uso de este aparato, es normal que surjan ciertas dudas en torno a cuál elegir. No te preocupes, en este post resolvemos todas tus dudas acerca de los limpiafondos hidráulico o eléctricos para que puedas disfrutar de los grandes beneficios y ventajas de contar con una piscina en óptimas condiciones.

Limpiafondos hidráulico o eléctrico: definición y características

El primer paso antes de decantarnos por uno u otro tipo, es saber a qué nos referimos cuando hablamos de limpiafondos hidráulicos y a qué cuando referimos a los limpiafondos eléctricos.

Limpiafondos eléctricos

Los limpiafondos eléctricos, como su nombre indica, se conectan a la red eléctrica y se alimentan con corriente de baja tensión (12, 24, o 30V) por un transformador.

Uno de los puntos a favor de los limpiafondos eléctricos es que son totalmente independientes. Además, son programables, pudiendo establecer la duración de la limpieza, las áreas que quieres tratar, etc.

A la hora de desplazarse por el fondo de la piscina, lo hacen a través de un sistema de ruedas y orugas, que les permite cruzar las paredes y la superficie de la piscina. Así, estamos ante un tipo de limpiafondos muy fácil de usar y que no requerirá apenas esfuerzo por tu parte.

Limpiafondos hidráulico 

Los limpiafondos hidráulicos, son aquellos que funcionan a partir de la fuerza motriz del agua, aprovechando la energía del sistema de depuración, bien mediante presión o bien mediante succión, originando dos tipos que detallaremos a continuación.

Del mismo modo que los limpiafondos eléctricos, son muy fáciles de utilizar y gozan de gran autonomía ya que, durante su funcionamiento, no requieren de la intervención del usuario. Este tipo de limpiafondos es ideal para las piscinas de vasos planos o con poca pendiente.

Como hemos mencionado, existen dos tipos de limpiafondos hidráulicos dependiendo de la forma en la que funcionan: por presión o por aspiración.

Limpiafondos hidráulicos por aspiración: son aquellos que son propulsados por el sistema de filtración de la piscina al conectarse a la toma del limpiafondos o skimmer. Este tipo se encarga de aspirar la suciedad del fondo y las paredes de la piscina, dirigiendo los residuos que encuentre al prefiltro y al filtro.

Limpiafondos hidráulicos por presión: la energía que necesitan para funcionar proviene, igualmente, del sistema de depuración, pero se conectan a la bomba de la piscina, no a las tomas de aspiración. Otra de las diferencias con el limpiafondos por aspiración es que, la suciedad, es almacenada en unas bolsas filtrantes que llevan incorporadas.

Pros y contras de los limpiafondos eléctricos

Ahora que ya sabemos cómo funcionan los limpiafondos eléctricos, detallemos cuáles son sus pros y sus contras.

Pros de los limpiafondos eléctricos

  • Son programables y autónomos: Una de los principales atractivos de los limpiafondos eléctricos es su autonomía durante el funcionamiento. Estamos ante aparatos muy avanzados tecnológicamente, que podemos programar, para que limpien la piscina de manera automática.

De hecho, los limpiafondos eléctricos más avanzados disponen de mando a distancia para dirigirlo hacia las zonas en las que queremos que limpien con mayor detenimiento.

  • No necesitan instalación: Estamos ante un aparato que, para funcionar, solo precisan de conexión a la red eléctrica. Los limpiafondos eléctricos incluyen un transformador que pasa la corriente de 220 V a 24 V o incluso a 9V.
  • Se adaptan a las superficies: Los limpiafondos hidráulicos incorporan ventosas que les permiten adherirse a las paredes de la piscina, incluso a suelos con pendiente.
  • Retornan el agua: Es decir, el agua que procesan para depurarla y limpiarla, la devuelven, por lo que no es necesario rellenar la piscina ni ajustar los niveles de PH o cloro.

Otro de los grandes atractivos de los limpiafondos eléctricos es su amplia variedad de modelos, con el que podrás encontrar el más adecuado para ti. Si te estás planteando comprar uno de estos eficientes aparatos y quieres saber cuál es el mejor limpiafondos eléctricos, no te puedes perder esta interesante comparativa limpiafondos eléctricos.

Contras de los limpiafondos eléctricos

  • Son más costosos: en comparación con otros tipos de limpiafondos, los eléctricos requieren de una inversión económica mayor.
  • Limpieza: para un adecuado mantenimiento de tu limpiafondos eléctrico, has de limpiar la bolsa del filtro de forma periódica.

Pros y contras de los limpiafondos hidráulicos

Los limpiafondos hidráulicos, al igual que los eléctricos, tienen sus ventajas y desventajas que han de ser tenidas en cuenta para acertar en tu decisión.

Pros de los limpiafondos hidráulicos

  • Ahorro económico: a diferencia de otro tipo de limpiafondos, los hidráulicos son más asequibles. Además, carecen de filtro propio o motor eléctrico, por lo que, la cantidad de componentes que pueden averiarse, se reduce.
  • Autonomía en el uso: no requieren de tu intervención para funcionar. Basta con ponerlos en marcha de forma fácil para que empiecen a limpiar las paredes y el fondo de tu piscina.
  • Olvídate de los cables: dado que su funcionamiento depende del sistema de depuración del agua, evitas encontrarte con los cables conectados a las tomas de electricidad, como en el caso de los limpiafondos eléctricos.

Contras de los limpiafondos hidráulicos

  • No admiten todo tipo de suelos: si el suelo de tu piscina presenta pendientes, quizá no sea el tipo de limpiafondos más adecuado. No obstante, puedes encontrar modelos que sí realicen una limpieza eficiente incluso en estas situaciones.
  • Puede pararse: en caso de acumularse mucha suciedad en el filtro de la piscina, que es el lugar al que conducen todo aquello que aspiran (en el caso de los hidráulicos por aspiración) podría provocar que el limpiafondos se detenga.
  •  Has de tener en cuenta la potencia de la bomba: si no eliges el tipo adecuado, el limpiafondos no tendrá la fuerza suficiente para desplazarse, por lo que realizará una limpieza irregular, e incluso, podría detenerse.

Si te estás preguntando por el mejor limpiafondos hidráulico, lo cierto es que es una cuestión de difícil respuesta, ya que has de tener en cuenta algunas consideraciones como: el revestimiento de la piscina, su tamaño o las necesidades de limpieza.

Por ello, a la hora de determinar cuál es el mejor limpiafondos hidráulico, recuerda que, al menos, tu piscina ha de presentar estas características: un revestimiento de poliéster o liner, con los que la suciedad se dirige al fondo, dimensiones reducidas y poca suciedad, para evitar que el filtro de la piscina pudiera atascarse.

© Copyright 2006 - 2022 Piscinas Athena - Todos los derechos reservados.

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
WhatsApp chat
Call Now Button

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?