Cuando ves una piscina con agua perfectamente cristalina, que al sumergirte se siente fresca y pura, debes agradecerlo al filtro. Este sistema no se percibe a simple vista pero es una pieza clave para mantener el buen estado del agua y el vaso de la piscina.

Sin este elemento todas las partículas de suciedad se apoderarían de la piscina y sería imposible disfrutar de un buen rato sumergido.

Conoce en los siguientes puntos del post cuál es la función y los tipos de filtro que hay disponibles para que escojas el más adecuado para tu piscina.

Funciones del filtro de piscina

La depuradora de la piscina cumple un ciclo vital para que el agua de la alberca se vea impecable:
● Absorbe: ​Al inicio ​el agua del vaso de la piscina pasa a través del skimmer, para luego ser llevada hasta el compacto de filtración.
● Filtra: ​En esta segunda fase, el agua es tratada para hacer la separación de las impurezas y elementos no deseados (primero a través del prefiltro de la bomba y después en el bombo de filtración para las micro partículas).
● Rechace: ​Una vez procesada/depurada el agua, es devuelta a la piscina en perfectas condiciones a través de los sistemas de impulsión por boquillas acoplados a la estructura de la piscina.

Tipos de filtros de piscina

No existe una sola forma de depurar la piscina, tienes a tu favor varios tipos de filtros que pueden hacer un buen trabajo para mantener la pulcritud del agua. Mira los siguientes tipos:

Filtro de arena

El Filtro de arena es una opción muy valorada porque no se requiere de un gran mantenimiento, tiene menor coste que otras alternativas, funciona de forma adecuada y cuenta con alta fiabilidad y durabilidad de al menos 10 años (véase modelos y calidades).

La carga filtrante (arena de silicio, cristal, pelotas de polietileno, etc.) cumple la función de recolector natural de suciedad. El agua pasa a tener contacto con estas pequeñas partículas que están ubicadas en el depósito logrando así una limpieza y depuración óptima.

imagen Filtro de arena Mega-MFS

Filtro de cartucho

Este elemento opera con filtros de celulosa que se sustituyen por lo que necesita de un poco más de atención que el anterior tipo. Los filtros deben ser reemplazados entre cada 3 – 6 meses ya que si no se hace de esta manera pierde calidad de filtrado. El mantenimiento que deben recibir es una vez por semana, así se conserva su operatividad y eficiencia al máximo. Está recomendado para piscinas desmontables que serán usadas en temporadas específicas.

imagen Filtro de cartucho piscina Pistacho

Filtro diatomea.

Es una pieza destacable en lo que a filtrado de piscinas se refiere. Su eficacia es tal que puede eliminar sustancias tales como cremas bronceadoras. Su funcionamiento se realiza por medio de fósiles microscópicos, que son capaces de absorber cualquier suciedad por muy diminuta que sea. Esta es la alternativa con el precio más elevado del mercado pero también la de mayores calidades y prestaciones.

Lo más importante de elegir un filtro es que una vez que comience a funcionar tomes en cuenta las características específicas que indica el fabricante para prolongar su vida útil, lo que derivará en agua pura y cristalina durante más tiempo en tu piscina.

Ten en cuenta si le das uso continuo a la piscina o solo la utilizas ocasionalmente, de esta manera podrás evaluar si el filtro va a necesitar limpiarse con más frecuencia y de que calidad debe ser.

Para cualquier duda o consulta y para recibir el mejor asesoramiento en cuanto a este tipo de aparatos ponte en contacto con técnicos especializados que te puedan ayudar.

©2020 Piscinas Athena  face1 twitter1

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?