ph-piscina

Sin importar qué piscina tengas en casa, tienes que tener en cuenta que se requiere de un mantenimiento preventivo, ya se trata de un lugar donde podríamos bañarnos por un par de horas. Sin embargo, no solo se trata de que la piscina esté limpia y en buen estado, sino de que también se sepa regular el pH de la piscina.

En este artículo te explicamos cómo subir o bajar el pH de la piscina y por qué es importante realizar esta tarea regularmente. Tembién puede visitar nuestro catálogo de reguladores de ph.

¿Qué es el pH?

La escala pH es una medida que permite saber el grado de alcalinidad o acidez de una disolución, siendo el número cero el valor más ácido y el 14 el más básico. Se considera que el agua pura cuenta con un valor de pH 7.

El agua pura y natural cuenta con un nivel de pH balanceado y neutro, sin embargo, el constante uso de la piscina y los químicos añadidos a esta, pueden llegar a desbalancear el nivel de acidez de la misma.

Por supuesto, todo depende del volumen del agua y la cantidad de químicos o agentes que actúan directamente sobre el agua de la piscina. Algunos de los agentes que pueden afectar el equilibrio del pH de la piscina son:

  • Desinfectantes, cloro y demás productos químicos para el tratamiento de las aguas.
  • Ventilación.
  • Basura.
  • Polvo y partículas del aire.
  • El sol.
  • Químicos portados por el bañista, tales como lociones, sudor, piel muerta o protector solar.

El nivel ideal de pH para una piscina es de aproximadamente 7,2 a 7,6. Niveles más bajos o más altos podrían repercutir en el nivel de salud de los bañistas.

 

escala-ph

 

Consecuencias de tener un pH bajo

  • Irritación en la piel, ojos, garganta y mucosas.
  • Destrucción de las cerámicas o estructura de la piscina con el pasar del tiempo.
  • Quemaduras químicas en la piel.

Consecuencias de tener un pH alto

  • Formación de escamas de suciedad en el agua.
  • Mal olor en el agua, incluso cuando se aplica cloro o algún otro tipo de químicos limpiadores.
  • Irritación en los ojos, garganta y mucosas.
  • Propagación de bacterias debido al mal funcionamiento de los limpiadores que podría desembocar en enfermedades para los bañistas.
  • El cloro no funciona al no poder combinarse con la materia orgánica debido al pH alto de la piscina.
  • Aparición de algas, hongos o paredes resbaladizas en el peor de los casos.

¿Cómo se mide el pH?

Si tienes una piscina en casa y cuentas con un equipo de mantenimiento para piscinas cualificad, no tienes por qué preocuparte por cómo se mide el pH. Sin embargo, si no es el caso, tienes dos opciones:

  • Utilizar un medidor de pH digital (pHMetro), algunos son bastante económicos y rondan los 20 euros. El uso es bastante sencillo, solo hay que fijar la punta en el agua a analizar por unos segundos y comprobar la medida que nos arroja.
  • Utilizar un medidor de papel tornasol, los cuales son todavía más económicos, aunque imprecisos rozando los 5 euros. Su uso se resume a introducir el papel en el agua y ver el color al que se torna. Si es rojo, quiere decir que la sustancia es ácida, si es azul, esto quiere decir que es básica. Su uso no es muy recomendado, ya que no se sabe exactamente qué tanto tendrá que subir o bajar el pH de la piscina.

 

medidor tornasol

¿Cómo regular el pH?

Luego de saber el nivel de acidez de nuestra piscina, es el momento para bajar o subir el pH de esta según sea necesario. Para poder hacer esto, tendremos que recurrir a algunos métodos que reseñamos a continuación:

Cómo subir el pH de la piscina

Si estás buscando regular el pH de la piscina es importante aprender a subir el pH de la piscina cuando este se encuentra por debajo de 7,0. Si este es tu caso, tendrás que utilizar algún tipo de producto químico incrementador de pH.

Si no quieres decantar por esta opción, también puedes usar bicarbonato de sodio.

Cómo bajar el pH de la piscina

Por otro lado, si tu problema no es un pH bajo, sino más bien alto, tendrás que proceder a bajar el pH de la piscina utilizando:

  • Un producto químico reductor de pH para piscinas. Con regularidad se pueden adquirir junto con un kit
  • Bisulfato de sodio o “ácido seco”.
  • Un sistema de CO2 que controle el nivel de pH automáticamente.

Para finalizar, recuerda siempre medir los valores de tu piscina al menos dos veces por semana para asegurarte de que el nivel de pH sea el indicado. De lo contrario, recuerda que regular el pH es importante para la salud de todos los bañistas.

 

©2020 Piscinas Athena  face1 twitter1

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
Call Now Button
WhatsApp chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?