Las mantas térmicas, también conocidas como toldos solares, se presentan como un producto clave en el mantenimiento térmico de tu piscina, así como una herramienta de gran eficiencia para proteger el agua de la suciedad.

El uso de una manta térmica te permite prescindir de productos químicos, al tiempo que obtienes una climatización óptima de tu piscina, ya que conserva la temperatura del agua, minimizando las pérdidas de calor.

Cómo elegir la mejor manta térmica para piscinas

A la hora de elegirla mejor manta térmica para piscinas, habremos de tener en cuenta que depende, en gran medida, del objetivo que queramos alcanzar. No es lo mismo que queramos elevar la temperatura del agua de la piscina aprovechando los rayos del sol durante el día, y que intentemos mantener la ganancia obtenida y no perderla durante la noche. Según nuestro objetivo, habremos de optar por una u otra opción

Además de ello, no debemos olvidar que, no solo podemos aumentar la temperatura del agua sino, también, limitar la proliferación de las algas, evitar la evaporación e, incluso, minimizar el uso de productos químicos de mantenimiento de piscinas.

Si lo que queremos es subir la temperatura del agua, dejaremos el cobertor térmico de piscinas colocado sobre esta el máximo tiempo posible (tanto de día como de noche). Gracias a la captación que realizan las burbujas, se multiplica la incidencia de los rayos U.V en el agua, calentándose, así, de forma gradual. Para ello, el uso de una manta térmica solar se presenta como la mejor opción.

Si, por ejemplo, lo que queremos conseguir retener la ganancia obtenida y evitar que el calor se pierda, optaremos por un tipo de cobertor de mayor micraje (de 700 u 800 micras) para garantizar un mejor aislamiento térmico ante el frío de la noche, el cual perjudica la lámina de agua de la piscina.

Si, además, optamos por un cobertor de color oscuro u opaco, podremos obtener un beneficio adicional: limitar la proliferación de las algas en el agua. Este es un problema recurrente en los meses de verano y, para atajarlo, tendemos a emplear

productos químicos que impidan el desarrollo de las algas. No obstante, el uso de un cobertor oscuro limita enormemente la acción del sol sobre el agua, gracias a su transmisión selectiva de los rayos U.V.

En cualquiera de los casos, para disponer de la mejor manta térmica, acudiremos a los expertos, que nos asesorarán de la mejor manera, ofreciéndonos la manta térmica adecuada en base a nuestros objetivos y necesidades.

Tipos de mantas térmicas para piscinas

Existe una amplia variedad de mantas térmicas para piscinas en el mercado, lo que ha dado lugar a diferentes tipos. Desde los más convencionales hasta los más evolucionados, determinar el tipo adecuado es clave para cumplir con nuestro objetivo.

Los cobertores térmicos convencionales son aquellos que presentan una sola burbuja. Conocidos, también, como cobertores clásicos, suelen ser los más económicos, si bien es cierto que, su vida útil, es más corta en comparación con la de los otros tipos. Aún así, son los más recomendados si es tu primera experiencia con cobertores para tener una primera toma de contacto con este producto y comprobar sus grandes beneficios de forma económica.

Los cobertores de burbuja compuesta, o de doble burbuja (con forma de 8), se conocen, también, como Geobubble. Fabricados a partir de materia prima europea, destaca su excelente calidad y durabilidad. Los cobertores de burbuja compuesta pueden durarnos hasta el doble de tiempo que los cobertores convencionales. Dentro de esta categoría, encontramos diferentes tipos atendiendo a su acabado (azules, transparentes, oscuros, opacos azules…), micraje y densidad. Existen, también, cobertores térmicos con burbujas en forma de cruz o de forma triangular, entre otros.

Las diferentes formas, densidades y colores permiten encontrar el tipo adecuado para cada piscina y necesidades de los usuarios.

Para saber cuál es el que mejor se adapta a los requerimientos de tu piscina, te recomendamos contar con el asesoramiento de un especialista. Cabe destacar que, tan importante es el tipo de burbuja como el confeccionador que la suelda, el contar o no con ribete, así como el tratamiento y mantenimiento que hagamos del cobertor térmico tanto durante su uso como en su almacenamiento al acabar la temporada de baño.

¿Cómo funcionan las mantas térmicas para piscinas?

El funcionamiento de las mantas térmicas para piscinas es de lo más sencillo. Para explicarlo, nos serviremos de un ejemplo muy gráfico: ¿Has comprobado alguna vez cómo, enfocando un punto concreto con una lupa por la que traspasan los rayos del sol, se concentra la temperatura en dicho punto? El mismo efecto de la lupa es que el que obtenemos de la manta térmica.

La manta térmica se coloca se el agua de la piscina, manteniéndose a flote. La cara del cobertor que contiene las burbujas, es la que está en contacto con el agua. Las burbujas realizan ese efecto “lupa”, concentrando el calor del sol en el agua, elevando, así, la temperatura de la piscina. Así, el cobertor térmico permite, por un lado, elevar la temperatura del agua y, por otro, mantener este calor y evitar que se pierda durante la noche.

Para poner y quitar el cobertor térmico de forma práctica y cómoda, es importante que contemos con un enrollador. Para proteger de forma eficiente nuestro cobertor cuando esté enrollado, y favorecer, así, una vida útil más larga, se recomienda el uso de un protector de enrollador, el cual impide que el cobertor reciba la incidencia de los rayos del sol cuando no se está usando.

Para concluir podemos decir que, lo ideal, en cualquier caso, es solicitar la asistencia de una empresa especializada en el sector y que, con su experiencia, pueda ofrecerte la mejor manta térmica para tu piscina.

Si estás interesado en comprar mantas térmicas para piscinas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

© Copyright 2006 - 2022 Piscinas Athena - Todos los derechos reservados.

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
WhatsApp chat
Call Now Button

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?