¿Quién no quiere disfrutar de una piscina particular en su vivienda? Es el sueño de casi todo el mundo, sobre todo cuando llegan los meses de verano y el calor empieza a apretar. Por suerte, actualmente no solo aquellas personas con un amplio jardín pueden disfrutar de la ventaja de una piscina, sino que en los últimos años solo es necesario contar con el espacio necesario en una terraza, balcón o ático para poder disfrutar de una zona de ocio acuático en tu propia casa.

Dependiendo de la configuración de tu vivienda, en muchas ocasiones puede surgir la posibilidad de colocar una piscina desmontable en una terraza. Existe también la posibilidad de poner la piscina en el balcón, en un espacio alto o incluso en un ático. Pero, ante todo, es muy importante antes de realizar la compra de la piscina llevar a cabo un estudio a través de un técnico especializado en soporte y cargas (arquitecto, ingeniero, etcétera).

Por lo general, siempre será viable poner piscinas en terrazas si hay solidez a través de un forjado y si se ha hecho un estudio preliminar sobre el peso que puede llegar a soportar. Además, a la hora de obtener los permisos necesarios tampoco se presentarán excesivos problemas, excepto en aquellos casos en los que la normativa municipal particular o la comunidad de vecinos en la que residas puedan establecer restricciones y límites.

¿Se puede poner una piscina en la terraza?

Las piscinas que puedo poner en una terraza son en la mayoría de casos pequeñas piscinas elevadas que no cuentan con demasiado peso. Estas piscinas suelen tener una altura relativamente baja (hasta 60 centímetros de altura), ya que las de altura considerable no suelen ser viables para instalar en una terraza.

Recalcamos de nuevo que siempre es recomendable solicitar, además del estudio de colocación, una licencia que se solicita en función de la normativa de piscinas en terrazas.

Sobre todo, es principal tener en cuenta que una piscina solo se podrá poner en una terraza si un técnico cualificado nos avala a través de un proyecto en firme después de haber hecho un estudio del espacio y de la posibilidad de soportar el peso total de la piscina en el lugar en concreto. Solo de esta forma y con las garantías de un técnico cualificado podremos ver materializado nuestro proyecto.

Por nuestra parte no deberemos tomar la decisión de colocar una piscina en espacios de riesgo. El peso de una piscina (con agua) es el peso total que deberá soportar la terraza o ático o balcón. Por norma general, el vendedor dispone en la ficha de producto de la piscina las características de la misma, y suele incluir el peso de la piscina con agua. Teniendo esta medida en cuenta, se puede iniciar el estudio de colocación en el espacio que queramos o del que dispongamos.

¿Cómo calcular el peso que puede soportar una terraza?

Esta cuestión es un tanto complicada, por lo tanto, bajo ningún concepto podremos calcular el peso por nosotros mismos, dado que un cálculo erróneo puede conducir a la puesta en riesgo de la estructura del edificio. Al tratarse de un tema tan sensible, deberá ser realizado por una persona cualificada por medio de un estudio en firme. La responsabilidad y los daños derivados de una colocación en un espacio de riesgo será del usuario.

Para saber cómo calcular el peso que puede soportar una terraza es necesario conocer las cargas que se encuentran en las Normas de Estructuras, bien sea con el Código Técnico de la Edificación (normativa actual, DB SE-AE) o con la normativa NBE Acciones de la Edificación de 1988 (normativa antigua, AE 88). Además, el cálculo debe hacerse tomando en consideración el peso propio de la estructura y también los materiales y las cargas variables.

Como norma general, el Código Técnico de Edificación estable que, en una terraza de un edificio de viviendas, la sobrecarga máxima no debe exceder de 200 kilogramos por metro cuadrado. Una piscina desmontable, entonces, solo podría instalarse en una terraza si no excede la sobrecarga máxima por metro cuadrado de la estructura en la que será ubicada.

¿Se puede poner una piscina en un balcón?

En este caso se aplica lo mismo que en lo anterior. Siempre tendrá que ser avalado por un especialista cualificado. En caso de ser validado, se podrá colocar en la zona específica. Pero, como ya hemos explicado, no es un asunto que tomar a la ligera, dado que es necesario tener en cuenta que el forjado es un elemento estructural pensado para unas determinadas sobrecargas de uso. Además, también es importante conocer otros detalles como el año de construcción del inmueble o el tipo de estructura del propio forjado.

¿Se puede poner una piscina en un ático?

Aunque existe en muchos casos la posibilidad de colocar una piscina en un ático siempre deberá ser consultado un especialista en pesos y cargas (arquitecto o ingeniero).

Como siempre, deberás tener en cuenta el peso, el tipo de piscina a instalar, el forjado, la edad del edificio, etcétera. Temas que tendrás que consultar con un especialista para asegurarte de que instalar una piscina en un ático no supone un riesgo para la estructura del edificio.

© Copyright 2006 - 2022 Piscinas Athena - Todos los derechos reservados.

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
WhatsApp chat
Call Now Button

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?