cobertor-solar

Muchas veces vemos tipos y modelos de cubiertas de verano para piscinas pero no sabemos exactamente ni cual elegir ni como emplearla cuando ya la tenemos. En ocasiones acabamos por acortar la vida útil de la manta y no sabemos muy bien por que pero tenemos la sensación de que la inversión realizada ha sido mala.

Desde Piscinas Athena vamos a ayudarte a entender como se ha de tratar y mantener el cobertor térmico de tu piscina.

Ciertamente cuando empieza el buen tiempo queremos empezar a disfrutar de la piscina pero la temperatura del agua aun no es demasiado agradable para tomar el primer baño del año. Es por ello que optamos por sistemas que ayuden a mejorar la temperatura bien sea por sistemas de climatización del agua y por aislantes térmicos que impiden por un lado que baje la temperatura de noche y contribuya a su aumento de día. Una vez dispuesta sobre la piscina sabemos como ponerla y quitarla pero no como tratarla con el cuidado necesario para que nos dure mucho tiempo. Debemos tener en cuenta que este material está fabricado en PVC (todos los tipos de cubierta térmica) ya sean mantas clásicas (burbuja normal) o de Geobubble (doble burbuja) y que por tanto está expuesto a la acción de los elementos externos. Los productos químicos, el agua, el sol… Contribuyen a su degradación.

Como usar y mantener tu cobertor térmico?

En Piscinas Athena queremos decirte a ti (el usuario de piscina) algo muy importante. La mayor degradación que sufre un cobertor térmico no es cuando está extendido sobre la lámina de agua de tu piscina, es cuando está enrollada sobre el enrollador especialmente durante el día. Parecerá contradictorio pero es la propia naturaleza de tu cubierta térmica (atrayendo los rayos U.V del sol) lo que provoca su desgaste accelerado. Tienes que pensar que en pleno Verano de día la manta sobre el enrollador puede llegar a alcanzar temperaturas de hasta 100 grados y como habrás deducido esto para la cubierta no es bueno. Ciertamente no se derritirá como un helado pero hará que en cuestión de pocas temporadas de baño tu manta se marchite, se ablande y quede inutilizable depositando miles de pequeñas partículas de PVC en toda la piscina.

Otro dato a tener muy en cuenta para la preservación de las cubiertas térmicas es el cuidado de los niveles de cloro y PH de la piscina. Los químicos de mantenimiento del agua atacan la cubierta y la desgastan más rápidamente. Es por ello que se debe mantener un correcto nivel de cloro y de ph no solo por la salud de los bañistas sino por la durabilidad del cobertor de Verano y del enrollador.

Al recoger la manta térmica una vez terminada la jornada de baño arrastramos agua que queda acumulada en la misma cubierta una vez está enrollada. Esto hace que por un lado la manta pese más y por tanto debilite el eje del enrollador con el paso del tiempo y además ataque los componentes del mismo y de la cubierta acortando su vida útil.

Truco: Inclinar el enrollador (desde cualquiera de los 2 extremos) con un objeto estable (ladillo, piedra, escalón…) para retirar el agua acumulada de la piscina al enrollar la cubierta y evitar así la acumulación de residuos con producto químico que pueden dañar la cubierta y el eje del enrollador.

Por tanto, se debe tener muy en cuenta que los niveles de cloro y de ph sean correctos y evitar la acumulaciones de agua de la piscina una vez la manta está enrollada y guardada.

¿Que podemos hacer para evitar esta degradación prematura?

Nuestro consejo es muy simple. Para evitar que tu cubierta desfallezca y pueda durar más tiempo te recomendamos que adquieras siempre con tu cobertor térmico un cubre enrollador de PVC. Esto evitará que los rayos U.V incidan sobre la manta cuando está enrollada y es por tanto más vulnerable. En cada ocasión que se vaya a enrollar deberemos colocar este elemento y así protegerla. Lo cierto es que es fácil de colocar ya que dispone de unas uniones de Scrach (cintas de velcro) de quita y pon rápido.

También te recomendamos que cuando elijas tu cobertor de Verano te declines por uno de tipo Geobubble, estos son más duraderos y eficaces y la diferencia de inversión es muy pequeña. De poder ser siempre es mejor adquirir la manta con un bordado perimetral denominado orillo ya que en muchas ocasiones empieza a resquebrajarse por los laterales, cantos y esquinas.

Para obtener más información sobre los distintos tipos de cobertor y que calidades tienen cada uno de ellos, puedes ponerte en contacto con nuestros especialistas de Piscinas Athena. Te ayudaremos a seleccionar la manta que mejor se adapte a tus necesidades y siempre ofreciendote la mejor solución.

©2020 Piscinas Athena  face1 twitter1

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
Call Now Button
WhatsApp chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?