1- Embalaje/desembalaje:

La madera que integra las piscinas de madera es de pino silvestre tratada en autoclave clase IV. Este tratamiento impide la degradación de la madera por la putrefacción y por los insectos en un plazo de 10 años.

La madera es una materia viva que trabaja en conjunto una vez ensamblada y por separado al desembalarla del palet original. De ahí la gran importancia de albergar la madera en un recinto cerrado y ventilado una vez desembalada a la espera del montaje de la piscina. La madera pueda velarse o ladear razonablemente antes de su ensamblaje en el momento del montaje de la piscina, lo que no impide su rectificación de alineado a la hora del montaje usando “gatos” o “sargentos” para llevarla a su sitio. Es importante que los maderos estén encajados correctamente, sobre todo los de la parte inferior (el lugar donde la presión del agua es mayor).

Aunque estén embalados sobre un palet, es posible que algunos maderos estén velados. Esto es completamente normal ya que la madera es un material vivo. Para montar un madero velado, hay que colocar y conectar uno de los dos lados extremos del madero. Enderezar el otro extremo con 2 cuñas de madera y una prensa de tuerca “gato” o “sargento” en modo de C. Después encajarlo progresivamente así al centro con la ayuda de “gatos” o “sargentos” con la pieza mártir y una maza. Se utiliza la pieza mártir para encajar todos los maderos.

Las lengüetas de los maderos son guías que sirven para alinear correctamente los maderos durante el encaje. Su ausencia o las roturas en pequeñas partes de estas guías no perjudican en ningún caso a la resistencia mecánica de la madera, a la solidez y al montaje de la piscina y por tanto se pueden ensamblar ( los listones de madera ) aun con roturas de estas lengüetas.

2- Aspectos de la madera:

Ranuras, grietas y fisuras:

La madera de pino silvestre puede variar en las dimensiones en función del grado de humedad y de la temperatura. Cuando se seca, se retrae de un modo irregular, lo cual provoca la aparición de ranuras. Éstas pueden ser grandes pero, sin embargo, no perjudican en nada a las características mecánicas y a la resistencia del producto.

Aparición de resina:
Durante el tratamiento en autoclave de las esencias resinosas, la alternancia de vacío y presión puede provocar que en la superficie de la madera queden residuos pegajosos de resina. Para quitarlos, basta con
rascar delicadamente con una herramienta adecuada.

Contrastes cromáticos:
Todas las especies de madera presentan diferentes colores. La exposición de la madera a los rayos UV los va a atenuar considerablemente.

Presencia de nudos: También es habitual que aparezcan nudos en la madera de pino. Los nudos se corresponden a la huella de las ramas del árbol. Las maderas están seleccionadas para limitar al máximo la cantidad y el tamaño.

Signos de tratamiento en cámara:
Las maderas tratadas con autoclave presentan frecuentemente manchas verdes o blancas en la superficie que desaparecen con el tiempo.

Enmohecimientos superficiales:
Las maderas tienen enmohecimientos provocados por hongos microscópicos. Este fenómeno superficial reforzado por el calor, la humedad y la falta de ventilación se caracteriza por formar manchas que van del
azul claro al azul oscuro. Simplemente con una limpieza o con la exposición de la madera al exterior se pueden eliminar con facilidad. Recordemos que las maderas tratadas de clase 4 están muy protegidas
contra los ataques de los hongos.

3-Tratamiento adicional:
No es necesario ningún tratamiento ni aplicación complementaria de ningún producto de protección para la madera . Al someterse a los rayos UV, la madera se vuelve gris con el paso del tiempo sin que ello perjudique su durabilidad. Sin embargo, puede aplicar un tinte micro-poroso compatible con el tratamiento de autoclave para conservar el color original si así lo desea.

4- Almacenamiento y montaje de la piscina:
Si no quiere montar la piscina inmediatamente, debe guardar adecuadamente el palet, sin desembalarlo, en un lugar fresco y ventilado, protegido de la intemperie y del sol. Si se ve obligado a desembalar
la piscina, tiene que volver a embalar el paquete, las maderas planas y ajustarlos de nuevo firmemente. Una vez desembalada, el montaje de la estructura debe realizarse dentro de las 48/72 h.

5- Las piscinas de madera se pueden instalar de 3 modos:

Elevada:

Semi-enterada:

Totalmente enterrada:

Se recomienda encarecidamente que se realice una losa de hormigón para la cualquiera que sea el modo de instalación, Algunas marca incluso imponen la losa de hormigón condicionando así la garantía de la madera. La losa de hormigón aísla la madera de la humedad de la tierra y nivela perfectamente la piscina.

En cuanto a instalaciones en modos semi-enterradas y totalmente enterradas, es necesario para que se cumpla la garantía, instalar un aislante de tipo HDPE Delta ms entre la madera y la tierra o gravilla que se use par rellenar el hueco de la excavación.

Los brocales o coronación son elementos de acabado. Está expresamente prohibido caminar, correr o sentarse encima. No están sujetos a garantía: Cambios de color, deformaciones (ranuras, hendiduras, grietas, nudos o astillas) naturales o provenientes de una mala instalación. Hay que dejar entre 5 y 8mm de distancia entre los brocales para la buena dilatación de la madera.

6- CUIDADOS DE LA MADERA:

La madera siendo tratada en auto-clave clase IV, no requiere tratamiento alguno durante un periodo de 10 años mínimo. Queda totalmente descartada y vetada la aplicación de barnices, pinturas y cualquier otro producto que no deje respirar la madera. Sin embargo, puede aplicarse un tinte micro-poroso compatible con el tratamiento de autoclave para conservar el color original si así lo desea.

El deforme de los brocales con el paso del tiempo se debe a las salpicaduras y desbordes de agua clorada y/o tratada con otros químicos. Par evitar o retrasar el deforme de los brocales se recomienda enjuagarlos con agua pura sin adición de químicos después de cada sesión de baño.

La madera es un material natural, que sufre variaciones debido a la humedad y la temperatura. Con el tiempo se puede producir un inflamiento, microgrietas o hendiduras. Eso no altera la resistencia mecánica de la madera ni la durabilidad de nuestros materiales.
Además se puede deformar la pared bajo la presión del agua, principalmente en los tablones centrales e inferiores (máxima presión del agua), lo cual es absolutamente normal.
Siempre que la instalación se haya efectuado conforme a las instrucciones de montaje, este fenómeno no afectará la solidez de la estructura.
El tratamiento en autoclave de las piezas de madera de la piscina, protege a ésta contra los insectos y los hongos. Este tratamiento proporciona un aspecto verdusco a la madera que, en ningún caso, representa ningún peligro para las personas. Además, ese color se desvanece con el tiempo.
Progresivamente, dependiendo de la mayor o menor exposición directa a la luz solar, la madera se volverá de un color gris plateado. Este fenómeno se puede menguar, utilizando un tratamiento micro-poroso compatible con el tratamiento auto-clave clase IV.

7- PUTREFACCIÓN DE LA MADERA:

¡Ojo con las infiltraciones de agua!

Si el liner estuviera perforado, la madera estaría sometida a un ahogamiento permanente y conllevaría una putrefacción acelerada de la madera (excluida de la garantía). Inspeccione la madera y el suelo frecuentemente y si observa manchas de humedades, vacié la piscina e inspeccione el liner hasta encontrar la o las perforaciones y sellarlas.

8- ÉPOCA INVERNAL Y SEGURIDAD

Es muy importante no vaciar completamente la piscina en invierno ni durante un largo período. Mantener el agua asegura la buena estructura del estanque, así como las buenas condiciones del revestimiento, ya que cumple el doble rol de aislante térmico y de lastrado. La presión del agua evita el movimiento de las paredes de la piscina y compensa la presión del suelo (en caso de movimientos del suelo).

9- DESARMADO
Aunque algunas veces resulte necesario, no es aconsejable desarmar la piscina. Ello puede dar lugar a que se rompan algunos de sus elementos y que no coincida la forma de los maderos habiendo trabajado en conjunto. A todos caso se tendría que enumerar cada listón de madera antes del desmonte para ser re-ensamblado de forma numerada en su modo de presión de trabajo.

© Copyright 2006 - 2024 Piscinas Athena - Todos los derechos reservados.

CONTACTANOS

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando
WhatsApp chat
Call Now Button

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?